Problemas mandibulares y sus signos más frecuentes

Visto: 0

Un problema mandibular se presenta cuando la articulación temporomandibular (ATM) o también conocida como el complejo articular craneomandibular - que está compuesto por el hueso temporal, mandíbula y músculos mandibulares - presentan algún desorden que afecta su función normal provocando incomodidad y/o dolor.

Existen varios tipos de problemas temporomandibulares, que pueden afectar uno o los dos lados. Los más conocidos son el desalineamiento mandibular - comúnmente llamado mordida chueca -  y el bruxismo.

Este último se produce por el hábito de apretar la mordida inconscientemente durante el sueño produciendo desgaste dentario, que además puede provocar molestias en el cuello y cabeza. También dentro de este grupo se puede encontrar la artrosis de mandíbula.

Como sea, estos problemas se pueden manifestar con sensaciones incomodas que van empeorando y provocando molestias muy desagradables.

Revisemos algunos signos que te pueden alertar de ello.

¡No dejes pasar estos signos de problemas mandibulares!

Estos signos pueden darse varios de manera simultánea, o bien solo uno de ellos. Lo importante es que estés alerta si presentas algunos.

1-    Crepitaciones (sonidos):  Se producen por el roce y/o fricción entre los huesos que genera un ruido crujiente. Puede estar relacionado a artrosis temporomandibular que limita rango de movimiento y provoca mucho dolor.

2-    Dolor de cabeza: Aunque puede ser provocado por múltiples razones es muy común en trastornos de la articulación temporomandibular.

3-    Dolor de oídos: Cuando la articulación temporomandibular pasa por una etapa de inflamación suele manifestarse provocando dolor y sensibilidad en oídos y grupo muscular implicado.

4-    Rigidez al principio del día: Sensación de rigidez muscular en la zona mandibular que se acentúa en las mañanas al despertar que puede ser provocada por apretar la mordida durante la noche. Se conoce como bruxismo.

5-    Mandíbula con movimiento limitado: Bloqueo mandibular en posición cerrada o abierta que ocurre por el desplazamiento del disco que separa el hueso mandibular del cráneo. Este problema causa mucho dolor y dificulta la aproximación y separación de la articulación.

6-    Dificultad para masticar: Este problema se produce al notar un cambio en la mordida que hace más difícil e incómodo el masticar.

Estos signos suelen avisarnos sobre un posible problema mandibular, pero siempre lo óptimo es visitar un especialista que corrobore o bien descarte el diagnóstico, indicando los pasos a seguir para su tratamiento.

Si tienes algunos de estos síntomas y necesitas una evaluación, puedes agendar tu hora en Clínica Vital América entrando AQUÍ.